1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

10 cosas que hoy podrías hacer mejor

10 sugerencias que pueden ayudarnos a superarnos y hacernos la vida un poco más fáci:

1) Mejora el tiempo de respuesta a las solicitudes que se te han hecho

A nadie le gusta esperar y mucho menos cuando se trata de negocios. A veces es difícil organizar nuestro tiempo pero entre nuestras prioridades debe estar el dar respuesta a mails, cotizaciones, etc. Seguro que cuándo se trata de tí, te molesta bastante. Ponte en el lugar del otro/a.

Así que a partir de hoy me propongo demorar menos en cada respuesta. Audítenme si quieren!

2) Mejora la brevedad y la simplicidad de tus mails

En lo personal yo no leo mails largos. Es que hay tanta información en la vuelta y hay que generar tanta más que un mail largo demuestra poco poder de síntesis para la vida moderna y termina siendo un problema más que una solución.

Una vez en la clase de Comunicación Profesional en ORT, conté que yo tenía la regla de una hora. Soy una persona muy prolija para escribir los mails. Ortográfica y sintácticamente mis mails tienen que salir perfectos, completamente en idioma español, numerados cuando lo requieren y deben explicar con detalle y exactitud lo que quiero transmitir. Entonces, si tardaba más de una hora en escribir un mail, en especial a mi jefa Noela, quería decir que tenía que ir hablarlo personalmente.

Así que ya saben, envíenme mails cortos y bien escritos y seremos los mejores amigos. Y cuando no lo cumpla, exíjanmelo.

3) Conéctate con con cinco nuevas personas y siete colegas o amigos cada día

Las relaciones son una de las bases del éxito de tu negocio y de tu vida. Casualmente el otro día leía una noticia en Observa que decía que las personas con amigos son más saludables que quienes no los tienen.

Comparte ideas, discútelas, encuentra nuevas oportunidades de construir tu realización personal. Tus amigos te conocen y tu confías en ellos; puedes pedirles consejos o testear tus ideas.

4) Inspecciona el ciclo de proceso de tu negocio con el propósito de mejorarlo

Hazlo de principio a fin. Inspecciona cada parte del proceso incluso aquella que consideras que está excelente. Siempre se puede mejorar y siempre por más seguros que estemos de nosotros mismos y lo que hacemos, se pueden cometer errores.

Casualmente ayer terminé de leer No más pálidas de Enrique Baliño y tiene muy buenos ejemplos de esto. Porque los procesos en nuestra empresa no son cosas que dependan de otros. Dependen de nosotros mismos.

5) Reconsidera tu enfoque para poder ayudar a otros a tener éxito

Piensa en tus comienzos, en lo que has aprendido, tus logros, tus fracasos y cómo los alcanzaste. Comparte tu experiencia. El éxito es un viaje, no un destino.

Y eso me planteo cada día y siempre que veo que puedo ayudarle a alguien en algo, se lo ofrezco. Sea un consejo, una opinión, una experiencia, una anécdota, puede ayudar a alguien a sortear algo que le parece difícil o que simplemente le ayude a elegir uno de los caminos de la bifurcación.

6) Aumenta la cantidad de veces que te conectas con otras personas para construir nuevas relaciones

Como ya dije en el punto tres, las relaciones son una de las bases del éxito entonces trata de aumentar esas relaciones que pueden crear nuevas oportunidades.

En mi caso particular trato de participar de eventos que me interesan siempre que el trabajo me lo permite. El mes que viene tengo pensado participar de #PlayaValley, un encuentro de networking que se desarrollará en La Paloma, Rocha. Y al mes siguiente en el XX Encuentro GeneXus y hay muchos más a los que me gustaría ir.

7) Trata de resolver algunos asuntos pendientes que tengas sin importar cuánto te cueste

Cuánto antes te quites de encima las cosas que has dejado para atrás, más concentrado estarás en las cosas que necesitan atención hoy.

Yo tengo mi lista de asuntos pendientes en una Sticky Note de mi Windows 7. Todos los días y en especial los lunes, empiezo el día leyéndolas y preguntándome qué puedo hacer por ellas. Tener esa lista me ha ayudado mucho en tiempos difíciles a concentrarme en lo que realmente importaba en ese momento.

8) Vive más cerca de tus metas y tus principales puntos de enfoque y menos de las reacciones

Es bueno tener en claro qué es lo que se quiere y qué es lo que hay que hacer para conseguirlo. El paso siguiente es tratar de no apartarse de ese rumbo. Muchas veces nos vemos tentados a hacer otras cosas debido a una buena idea, una luz de inspiración, o un capricho. Una vez que se hayan conseguido varias metas podrás darte el lujo de dejarte llevar por tus impulsos aunque sea por un momento :-)

9) Tomate el tiempo para agradecer a las personas que hacen tu vida posible

Colegas, secretaria, telefonista, cadete, quien te prepara el tupper para llevar el almuerzo a la oficina. A todos nos gusta que nos agradezcan y no cuesta nada.

¡Gracias Anita por hacerme el café de la mañana y gracias Mamá por cocinarme al mediodía!

10) Desenchúfate y descansa

No se puede vivir frente a la PC y pensando en el trabajo las 24 horas del día.  A veces es tentador y otras muy necesario sin embargo piensa que una mente sana y descansada será más productiva.

Y es posta. Lo digo por experiencia propia. Por ejemplo, siempre estuve en completo desacuerdo en quedarse hasta altas horas de la madrugada para terminr un trabajo. Sé que esas horas donde deberías estar descansando son tiempo perdido, así que cuando el reloj haga cu-cu, ve a dormir y levántate fresquito el otro día. ¡Verás que funciona!


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…