1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

Recompensa y Castigo

Siguiendo la línea de ayer, últimamente me he enfrentado a 2 teorías motivacionales de origen opuesto que se utilizan muy habitualmente en todos los órdenes de la vida.

Recompensa y Castigo.

Ejemplos

1. Ayer casi todos los puntos hablaban de sistemas de recompensa o premiación hacia los empleados como método de motivarlos a trabajar más y mejor.

2. Hoy hablando con una persona sobre impuestos, específicamente el IRPF, me doy cuenta que dicha persona estaba en contra del sistema actual porque, sin que el lo dijera en estas palabras, era un sistema de castigo. Sin embargo, él me decía que prefería otro método de cobrar impuestos que, sin decirlo con estras palabras, se basaba en el premio o la recompensa.

3. Cuando mi madre trabajaba como maestra de escuela una vez un inspector le dijo que según una teoría (creo que conductista) de la educación, estaba mal usar sistemas de recompensa para motivar a los alumnos que trabajaban más rápido y hacían los ejercicios correctamente. A lo cual ella le respondió que ese sistema le funcionaba y que obtenía muy buenos resultados. El inspector aceptó que la práctica supera a la teoría.

4. [Piensa tu propio ejemplo]

Creo que es claro que los sistemas de Recompensas superan en efectividad a los sistemas de Castigo. Por lo cual, cada vez que nos enfrentemos a la necesidad de un método de motivación para el trabajo, debemos pensar si se necesita un sistema tal y evaluar los beneficios de otorgar Recompensas. Los expertos dicen que los costos de implementaros son inferiores al beneficio, mientras que los de castigo tienen costo nulo pero solo logran desmotivar y perder a la persona como activo en la organización.

¿Alguien se anima a dejar sus ejemplos en los comentarios?


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…