1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

El segundo imperio del mal no es inmune a las leyes

Navegando por ahí me encuentro que Google perdió un juicio que un cliente le hiciera al cerrarle su cuenta de AdSense.

Esto se ha contado en blogs y foros a través de Internet y parece ser un problema que Google quiere mantener en secreto.

Aaron Greenspan comenzó a usar AdSense en marzo del año pasado con el fin de ganar algo de dinero gracias a su sitio. Nueve meses después, sin ninguna advertencia, razón y sin pagarle los USD 721 que había ganado, Google le canceló su cuenta.

A pesar de que envió mails y llamó por teléfono, como la empresa no tiene un servicio al consumidor para AdSense, nadie le pudo responder la razón de lo que había pasado. Entonces buscó la solución en tribunales.

La defensora de Google en el litigio no pudo dar ninguna razón acerca de los sucedido. Dijo sin embargo, que los USD 721 fueron reembolsados a los anunciantes y reiteró la política de Google: cualquier publicidad puede interrumpirse en cualquier momento, por cualquier razón.

El juez le dió la razón a Greenspan ante lo cual la abogada preguntó sobre lo que pasaría si todos a los que se les cancelara la cuenta iniciarian un pleito contra Google. Bueno, esa pregunta la tendrían que responder ellos.

Google, don’t be evil


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…