1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

Desata a tu genio interior

Estás luchando con un pensamiento difícil: quizás en el trabajo, en tu casa, con tus hijos o en tu vida social. Has estado en lo mismo por un tiempo y no crees que puedas solucionarlo. Quisieras resolverlo con algunas ideas creativas. ¿Qué puedes hacer? Aquí hay diez maneras prácticas para que aparezca tu inventiva y lo arregles. Los comentarios son de mi autoría.

tirado-en-el-pasto

1. Pregúntate por qué. ¿Sábes realmente cual es la razón de que pase lo que está pasando? Tener claro el origen de las cosas es lo mejor para poder empezar a resolverlas.

2. Duerme con ello. Qué lindo que es dormir, no? Lo más seguro es que cuando estés enfrentando un problema de dificil solución, no estés durmiendo bien. Así que relájate, duerme bien y deja que tu mente inconsciente te ayude a encontrar el camino.

3. Habla con alquien que no tenga nada que ver con la situación. Cuando alguien ve los problemas desde afuera tiene la ventaja de que solo verá las cosas superficiales, las que importan y no estará contaminado con las pequeñas cosas que quizás no tengan valor. A veces no podrá darte la solución, pero es el espejo que te habla y te ayuda a pensar diferente.

4. Preguntate como alguna celebridad lo hubiera resuelto. ¿No miras El Aprendiz de Donald Trump? Imagínate como él, Martha Stewart, Bill Gates, Madonna o Tinelli lo hubieran resuelto.

5. Toma cualquier objeto al azar y dite a ti mismo que contiene la llave para resolver el problema. Si fueras a una isla desierta, ¿qué sería lo único que llevarías? Cuando yo caiga en el medio de la polinesia tendré que resolver todo con el disco Raro del Cuarteto de Nos.

6. Usa similares. Muchas cosas en la vida se pueden asociar por ser parecidas. Es un gran ejercicio buscar dos situaciones de diferente asunto pero que tienen cierto paralelismo. ¿Necesito explicar más?

7. Imagina una solución ideal en un mundo en donde no hay limitaciones. El sueño del pibe. Poder hacer todo lo necesario para las limitaciones. Y luego de que tenemos la solución perfecta poco a poco la bajamos a tierra hasta llevarla al punto donde la podamos realizar.

8. Abre un diccionario y toma un sustantivo al azar. ¡Uf! Para hacer esto hay que saber qué es un sustantivo. Olvídense de esta… las cosas de palabras son bien de angloparlantes que tienen terrible problema para deletrear un idioma donde la palabra “live” suena diferente según donde se use.

9. Considera el tema y luego sale a dar una vuelta o a una galería o a un museo. ¿No quieres dormir? ¿Ya lo has intentado? Luego de trabajar mucho, el cerebro tiene que recomponerse y si aún no es hora de dormir, el cerebro debe descansar. Nada de cosas activas que llamen la atención. Algo bien chilli y tranqui.

10. Haz un dibujo de la situación. No hay nada mejor que una pizarra blanca grandota y varios colores de marcadores como para hacer un buen diagrama conceptual. Fotografíalo luego de que esté pronto o cuando creas que el dibujo está suficientemente avanzado como para establecer un hito.


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…