1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Estadísticas sobre emprendedores

¿Tienes idea de cómo es el emprendedor promedio? Alguien joven, que trabaja muchas horas por día, que está aún estudiando, que duerme debajo de su escritorio…

De acuerdo a un artículo basado en un informe de la Fundación Kauffman del empresario, esto que acabo de escribir no es del todo cierto. El estudio ya tiene algún tiempo, pero de todos modos no deja de ser válido.

El informe que se llama “Anatomía de un emprendedor” y se basa en una encuesta efectuada entre 549 fundadores de empresas de variadas industrias (si, empresas distintas a las compañías de software).

Algunos puntos interesantes de dicho informe:

1. La edad promedio de los fundadores de las empresas cuando comenzaron con ellas era de 40 años.

En mi caso comencé a emprender siendo más chico: a los 21 años lanzamos Paralelo33.com junto a @emilianogb, pero a los 19 ya habíamos tenido Sistemas Quarks con Esteban y antes de eso la primer experiencia había sido de la mano de DESEM con la Revista Incógnita en el Liceo 10.

2. El 95,1 %  de los encuestados habían obtenido una licenciatura, y 47 %  tenían niveles más avanzados de estudio.

Mi única certificación importante es MCSE, y si bien estudié por un corto período de tiempo en el Facultad de Ingeniería, con los años comprendí que un título de Ingeniero no acredita que seas más eficaz o eficiente. Por eso disfruto nunca haber tenido el título ya que lo único que me juzga son mis propias capacidades y esfuerzo.

3. Menos del 1 %  provenía de familias extremadamente ricas o extremadamente pobres.

No me hubiera molestado ser parte del mínimo porcentaje con procedencia en una familia extremadamente rica :-P

4. Un 15,2% de los fundadores tenía un hermano que ya había iniciado un negocio.

Mi hermana, que es mayor que yo, es profesora de matemática e higienista dental. Por el momento no ha manifestado interés en tener un emprendimiento propio. Al contrario, siempre ha sido un estorbo para mis emprendimientos.

5. 69,9 % de los encuestados indicaron que estaban casados cuando se puso en marcha su primera empresa. El 5,2 % eran divorciados, separados o viudos.

Cuando comencé con mi primer empresa era soltero, lo soy aún y todavía no tengo intenciones de cambiar de estado. Primero que se casen Déborah y mi hermana!

6. El 59,7 % de los encuestados indicaron que tenían al menos un hijo cuando lanzaron su primer negocio y el 43,5 % tenía dos o más hijos.

No es mi caso.

7. La mayoría de los empresarios en la muestra fueron emprendedores en serie. El número medio de empresas puesto en marcha por los encuestados fue de aproximadamente 2,3.

Contemos:

Incógnita (1995) Sistemas Quarks (1998), Paralelo33.com (2001), Paralelo33.net (2001), IdeAméricas.Net (2002), IDEAMERICAS (2008), The Bird Solutions (2009), Imagine Lounge (2010).

8. 74,8 % indicó que el deseo de enriquecerse fue una motivación importante para convertirse en empresario.

¿Quién puede decir que el dinero no es una buena motivación? Sin embargo no ha sido mi motivador principal y quizás eso sea un problema.

9. Sólo un 4,5 % dijo que la incapacidad de encontrar un empleo tradicional fue un factor importante en el inicio del negocio.

Nunca tuve dificultad en encontrar un empleo tradicional. Tengo la suerte y la desgracia de estar en una industria con desempleo cero.

10. Los empresarios suelen tener mejor educación que sus padres.

En mi casa somos todos bastante parejitos. Mi madre es Maestra y Rematadora Pública.

11. El espíritu empresarial no siempre proviene de la familia. Más de la mitad (51,9 %) de los encuestados fueron los primeros en sus familias en iniciar un negocio.

Seguramente dentro de mi familia directa no soy el primero, aunque mi padre cuando ya no vivía conmigo tenía un quiosco. En la definición moderna eso es un negocio y no un emprendimiento. Mi madre y mi abuela siempre fueron muy emprendedoras y tuvieron servicios de cotillón, de repostería y a mis 17 o 18 acompañaba a mi abuela que vendía empanadas en la feria.

En mi familia ampliada, el único caso que recuerdo es el de mi tío Alberto que tuvo quiosco, envasadora de especias y vaya a saber si alguna cosa más. Mi tío Walter tuvo algún intento de emprendimiento de subsistencia para aprovechar su formación como técnico sanitario, pero no lo desarrolló demasiado.

Mi abuelo por parte de madre supo tener una carnicería.

El resto de mis primos y primos segundos… no, nada.

12. La mayoría de los encuestados (75,4 %) habían trabajado como empleados de otras compañías por más de seis años antes de lanzar sus propias empresas.

En mi caso primero fui empresario o los trabajos dependiente me duraron bastante poco. Dentro de este siglo, siempre fui las dos cosas a la vez.

¿Y tú? ¿Como ha sido tu historia como emprendedor? ¿Te identificas con los resultados del informe?

¿Sorprendido o era así cómo te imaginabas a los emprendedores?


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

One Response