1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

Pluna y el Charter a Sudáfrica

El sábado los uruguayos nos acostamos con un viento en la camiseta que si nos ponían un generador eólico abajo de la almohada superábamos a la represa de Itaipú. El domingo ya se hablaba en los informativos de la gente que quería ir al partido y de los charters llenos.

El lunes, Pluna, la aerolínea de bandera que es actualmente sociedad entre el Estado uruguayo y una empresa privada, el consorcio Leadgate, anunciaba que tendría un charter a Sudáfrica para ver el partido #worldcup de cuartos de final entre Uruguay #uru y Ghana #gha. Ya había que llamar para reservar. A la tarde, la prensa informaba de que sólo quedaban 35 asientos de los 200 disponibles.

El avión, obviamente, no era un NextGen CRJ900 de los que tiene Pluna, ya que se caería en el medio del Atlántico, así que tenía que haber contratado algún avión de otra compañía: fue un Boeing 767. El vuelo saldría de Carrasco (MVD) a la noche del jueves, llegaría el viernes en la mañana a Johannesburgo (JNB), tendrían una noche de alojamiento y volvería el sábado en la noche. Casi un puente aéreo a Johannesburgo.

La noticia al mediodía del martes fue: hay posibilidades de que el vuelo no salga.

La noticia al cerrar la tarde era: el vuelo charter de Pluna no sale porque no se señaron la cantidad mínima de reservas necesarias.

Esto me hizo reflexionar y pensar en lo imbéciles que son los gerentes de Pluna.

Si, así es la vida. Uno como gerente se puede equivocar. Yo lo he hecho. Y mucho. Pero lo de Pluna es el sumum del error… o hay algo turbio detrás. Y sí, a esta altura el mundo está lleno de suspicacias.

Interpretando rápidamente lo sucedido nos damos cuenta que Pluna armó todo y dijo: bue, cobrando 3150 dólares cada pasaje y vendiendo una cantidad de 170 pasajes, podemos hacer el viajecito. Eso son hasta 700 mil dólares. Según se deduce desde los informes de prensa, alquilar el 767, llenarlo de combustible a la ida y a la vuelta y pagar las tasas aeroportuarias en MVD y JNB, el estacionamiento, el costo de personal y alguna cosa más sumaría casi medio millón de dólares. Con 170 personas son unas 5 toneladas menos así que alguna gota menos de combustible se ahorraba.

El error de Pluna fue tomar reservas sin cobrar el pasaje en el momento y desaprovechar 2 cosas:

1) Internet como medio de venta

2) La publicidad gratis que le hicieron los medios de prensa

La gente llamaba a Pluna y decía: “reservame 2 lugarcitos” y la telefonista le decía: “bueno, mañana a señar”. Así reservaba cualquiera, al agotarse las reservas aún nadie había pagado y se dejaba de ofrecer el paquete. Y lo importante NADIE HABÍA PAGADO.

Si Pluna hubiera aprovechado su sitio de Internet, su base de datos de mailing y la publicidad gratis que le hacía la prensa, hubiera cobrado los pasajes en el momento con terjeta de crédito y los felices 170 a 220 uruguayos con 3000 dólares para invertir en alentar a la Selección Uruguaya de Fútbol hubieran podido blandir sus banderas mientras Ghana se despedía con la frente en alto ante un equipo técnicamente superior.

Pluna tiene una estrategia muy agresiva en Internet pero como toda compañía grande y de gerentes gordos es lo suficientemente lenta como para que no pueda responder con la celeridad que requiere el consumidor de hoy, un consumidor que sabe más que su proveedor, tiene toda la información en la punta de los dedos y tiene una facilidad increíble para cambiar de opinión en segundos.

Bueno, yo que no tengo 3 ni 5 ni 7 ni 10 me voy a mirar el partido por Canal 4.

Celeste, Éxitos el Viernes y Troesma, meté al Loco que los clava como un zapato!!!


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

3 Comments