1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

Como pensar

Habilidad para ver las oportunidades, los defectos y conectar ideas. Un ser detallista para poder ver cada cosa con gran precisión o considerar todos los aspectos en su conjunto. Capacidad para volver hacia atrás en el tiempo y al mismo tiempo capacidad para avanzar hacia el futuro. Destreza para centrarse en la innovación de una idea que en el caso de negocio. ¿Quién tiene estas cualidades? Quien tiene la capacidad de pensar de esta manera es Bill Gates.

J.D. Meier trabaja como Gerente de programa del equipo de estrategia de Microsoft Enterprise y por esa razón ha tenido la posibilidad de preguntarles a varias personas de la empresa acerca de cómo piensa Bill. Considerando que se trata de los patrones de pensamiento de un multimillonario y de una de las personas más influyentes del mundo, sería quizás beneficioso aprender de estos. Seguramente conocer pensar como Bill Gates puede ayudar al menos a tener una nueva perspectiva sobre una idea o un problema y eso, siempre es bueno.

Es imposible pensar exactamente igual que él pero podemos poner en práctica sus patrones de pensamiento y ver qué sucede. A continuación encontrarás una lista de diez pautas para comenzar:

1) Priorizar

Como nuestro tiempo es limitado necesitamos preguntarnos en qué cosa realmente importante tenemos que pensar. La cuestión es saber si ese problema o esa idea que tenemos, es digno o digna de nuestro tiempo. Entonces debemos saber si vale la pena, si es significativo y cuánto tiempo le vamos a dedicar. Para ver un ejemplo de cómo Bill establece prioridades tenemos el video Bill Gates on Mosquitos, Malaria, and Education.

 2) Pedir preguntas más inteligentes

Para tener a nuestro alcance mejores respuestas, es necesario hacer mejores preguntas. No nos podemos quedar con preguntas como: ¿qué tiene de malo tal cosa? ¿o qué tiene de bueno?. Una de las habilidades que se aprende en Microsoft es el de las preguntas de precisión/respuestas de precisión y hay siete categorías de preguntas concretas:

  1. Aprueba/No aprueba: ¿es necesario hablar de esto?
  2. Aclaración: ¿qué quieres decir?
  3. Supuestos: ¿qué estamos asumiendo?
  4. Pregunta crítica básica: ¿cómo sabemos que esto es cierto?
  5. Las causas: ¿qué está causando esto?
  6. Efectos: ¿cuáles serán los efectos?
  7. Acción: ¿qué debe hacerse?

3) Tomar decisiones basadas en datos

Generalmente se toman decisiones emocionales que luego se quieren apoyar en datos. En consecuencia este es el cambio más difícil. Primero se debe contar con datos, se deben evaluar y luego se podrán tomar decisiones.

4) Divorciarse del ego

Es necesario separarse del problema y de la solución y dejar de pensar en si se tiene razón o no. Lo importante es saber si la solución es la correcta.

5) Enmarcar el problema

Imagen: smokinggunpr

Si se enmarcar el problema se puede elegir en qué parte del mismo centrarse, podemos saber mejor qué queda fuera de él y qué es más o menos importante. También es bueno hacer esto porque permite tener una mejor perspectiva de él y se es más efectivo cuando se comparte con otras personas. Para enmarcar un problema se pueden hacer algunas preguntas:

  • ¿Quién es el cliente?
  • ¿Cuáles son sus prioridades?
  • ¿Qué pasa en el mercado?
  • ¿Qué están haciendo los competidores?
  • ¿Cuáles son nuestras opciones de respuesta?
  • ¿Cómo nos diferenciamos?
  • ¿Cómo está cambiando la tecnología y qué posibilidades tiene que ofrecerles a nuestros clientes?
  • ¿Cuáles son las prioridades de nuestro negocio?

6) Obtener puntos de vista sobre el problema

Se trata de tener varias perspectivas: ver el vaso vacío y lleno también. Es necesario consultar el tema con otras personas, incluso con personas que no son especialistas en el asunto.

7) Modelar el problema

Al abstraer el problema en un modelo, se puede pensar de manera más sencilla, sin ser abrumado por los detalles de implementación. Bill usa una pizarra y yo también. De hecho debe ser una de las cosas que más extraño de mi casa ahora que estoy viviendo en Santiago.

8) Pensar en el sistema y en el ecosistema

Bill tiene una mente de ingeniería por lo que puede ver claramente el problema como un sistema: ¿cuáles son sus piezas? ¿cómo trabaja?, etc. Una vez que se puede pensar en el sistema de un problema se puede comenzar a pensar sobre el ecosistema y en los subsistemas.

9) Pensar en el problema a través del tiempo

Si se ve el problema como algo estático todo es más fácil. El reto es considerar el impacto de las tendencias, jugar con el problema y su solución a través del tiempo.

10) Pensar estratégicamente

La estrategia guía las acciones y se puede pensar estratégicamente a lo largo de varias líneas:

  • Qué es lo que haces (misión, visión, valores, metas)
  • Análisis interno (fortalezas, debilidades, recursos, capacidades)
  • Análisis externo (competencia, controles, cultura, gente)
  • Ejecución (roles, responsabilidades, recursos, planes de acción, medición, rendición de cuentas)
  • Funcionalidad (marketing, ventas, operaciones, recursos humanos)
  • Opciones estratégicas (estrategia corporativa, estrategia de negocios)
Pensar es una habilidad y son muchos los recursos que se pueden utilizar para mejorar las técnicas de pensamiento. ¿Tu utilizas alguna en especial? ¿Alguna vez te has propuesto cambiar tu patrón de pensamiento?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…