1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Chile, Emprendimiento y una nueva sociedad

Me encanta como en Chile la palabra Emprendimiento está presente hoy en día en todo. Por las calles, en la TV, en los diarios. En la gente. En los políticos.

Y el primero de ellos es el mismísimo Presidente, Sebastián Piñera. El tipo es empresario y sabe que la única y verdadera forma de terminar con la pobreza y aumentar la capacidad de autorrealización de los chilenos, es generando empleo genuino.

Y el empleo genuino se logra cuando hay empresas bien manejadas y empresarios dispuestos a emprender. Gente que toma riesgos y que puede crear puestos de trabajo. Pero no solo eso, el empleo genuino se logra con muchas pequeñas empresas en un mercado dinámico y competitivo y no con grandes moles de cemento y el Estado.

El Estado no es un creador de empleo genuino, ya que él mismo pone sus propias reglas que terminan dañando la competencia y el mercado.

La cosa que más me sorprendió de Chile en este año que pasó, a nivel político, es la cantidad de cosas que el gobierno actual está haciendo por la defensa del consumidor y la libre competencia.

El común de la gente tendería a pensar, si es muy mal pensado, que un empresario dirigiendo un país trataría de impulsar la legislación hacia el beneficio propio. Pero hay que ser muy mal pensado o estar mal acostumbrado al corporativismo de los Sindicatos de empresas y servicios Públicos, como pasa en Uruguay.

Pero no, el principal impulsor de todas las reformas actuales, que pegan hondo en la sociedad, es un empresario. Porque un empresario sabe 2 cosas: las reglas tienen que ser claras y las oportunidades tienen que aprovecharse.

En este momento está iniciándose el funcionamiento del Sernac Financiero, o sea, Defensa del Consumidor de los servicios financieros. Nada más claro. También se acaba de aprobar un proyecto de ley que limita el Dicom (Clearing de Informes) y se eliminan por única vez el registro de gente que tenga deudas (sin contar intereses y moras) de 2:500.000 pesos chilenos. Algo así como 5000 dólares. O sea, quien se endeudó años atrás por 5000 dólares, tuvo problemas y no pudo salir, hoy tiene una nueva oportunidad.

Porque en Chile existen muy malas prácticas de mucha cosa, es cierto. Y Piñera está impulsando terminarlas. Y terminar con esas malas prácticas, significa dar oportunidades.

Uno de los avisos de publicidad institucional del gobierno en la vía pública mostraba una señora vendiendo frutas y con cara de feliz. Un feriante que disfruta de un trabajo, que le da para vivir y en donde es su propio jefe. Eso es autorrealización y a eso apuntan gran parte de los esfuerzos de Piñera y del gobierno actual.

En Chile suceden muchas cosas que están apoyando emprendimientos. Uno puede verlo simplemente al ir caminando por el centro de Santiago, desde carteles que mencionan la palabra y los nuevos programas, hasta las nuevas páginas web del gobierno, creadas con profesionalismo, sobre diferentes temáticas.

Cada acción del gobierno tiene una página web del ente regulador. Así, por ejemplo, hay una página específica para la Televisión Digital (TVD) donde se le enseña al consumidor a comprar un TV. ¿Es tarea del gobierno hacerlo? ¡Claro que sí! Eso es parte de la defensa del consumidor y de las reglas claras.

Algo que pasa en Chile es el extremo de la viveza criolla. Yo que vengo de un país en donde nos conocemos todos, donde todo lo pagamos carísimo y donde trabajamos duramente para lograr tener lo que tenemos, a veces en Chile me siento entre estafadores. La Publicidad Engañosa, o publicidad que ronda el engaño, es tan común que realmente choca.

Choca porque se sabe que tras esas palabras dulces se esconde una cruel mentira: que te endeudes, que compres cosas que no necesitas y que caigas dentro de un patrón de consumo del cual no podrás salir.

De los últimos logros del gobierno, es la Portabilidad Numérica. Eso significa que desde hace pocas semanas, una persona que tiene un celular prepago no está atada a una compañía para conservar su número. Los detractores dirán que es sencillo, se cambia de número y se le da el nuevo a los contactos más habituales. Pero el número de teléfono hoy en día es tan importante que se convirtió en un derecho de la persona y no en un beneficio que brinda la empresa proveedora.

Hoy en día, el chileno que termina un contrato con una empresa de telefonía móvil se puede mover a otra en menos de 24 horas y sin perder su número.

Esto ha traído aparejado una situación muy especial. Los precios de los móviles prepago son iguales a como eran antes y si no vienen desbloqueados, las compañía debe desbloquearlos sin ninguna incomodidad para el usuario. Y si esa incomodidad apareciera, el usuario puede ir a quejarse: a través de Internet.

Chile está viendo lo que todos desearíamos tener. Es una sociedad que mete para adelante y a veces es un poco atropellada. Pero frente a Uruguay, que es un país donde las cosas ni siquiera pasan, las diferencias son obvias.

Hoy termino mi vida de santiaguino y vuelvo a Montevideo. No sé si a vivir despacito o a luchar por lograr con lo bueno de nuestra idiosincrasia, lo mejor de lo que viví aquí.


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

5 Comments