1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…

Sandías cuadradas y 5 cosas para aprender

Este artículo lo ví por ahí. Es muy loco. ¿Pero que no es loco en el Imperio del Sol Naciente? Ejemplos demostrativos: Ninjas, Kamikazes, Mitsubishi, el Yen, Hiro Nakamura, entre otros.

Las fruterías japonesas tienen un problema. Tienen muy poco espacio respecto a las del resto de mundo, por lo cual, no lo pueden desperdiciar. Las sandías, grandes y ovaladas, son una pérdida de espacio. La mayoría de la gente se conformaría con eso, pero algunos granjeros japoneses, se lo tomaron diferente: “Si los supermercados quieren sandías eficientes, ¿cómo se los podemos dar?” No pasó mucho hasta que inventaron la sandía cuadrada.

El tema parecía dificil hasta que se sentaron a pensar. Se dieron cuenta que lo que debían hacer era poner la sandía en una caja cuadrada cuando comenzaba a crecer.

Todos contentos. Incluso los clientes notaron que en sus heladera también se guardaban mejor. En Japón, las heladeras también son más chicas. ¡Y hasta se puede cobrar más caro!

¿Creen que voy a ponerme a hacer sandías cuadradas? Nah… pero por lo menos hay cinco cosas que podemos aprender:

1) No des nada por sentado:
El mayor problema es que la gente siempre vio las sandías redondas, por lo cual, automáticamente asumen que otra forma es imposible antes de ponerse a pensar en ello. Hay cosas que siempre hacemos igual desde tiempos inmemoriales, pero tenemos que darnos cuenta que eso puede llegar a hacerse de otra forma. Sólo tenemos que plantearnos hacer las cosas de otra forma, diferente a lo tradicional, y las ideas llegarán. Hacerlo, redundará en una mejor vida, donde encontraremos nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

2) Cuestiónate los hábitos:
La mejor forma de derribar esos probemas, es cuestionar nuestros propios hábitos. Si puedes hacer el esfuerzo de cuestionarte a ti mismo, podrás ver que de forma continua estarás mejorando tu propia vida. Formarse hábitos cuando las cosas resultan bien, es beneficioso. Pero la mayoría de nuestros hábitos los tomamos de otras personas y lugares sin preguntarnos el por qué.

3) Se creativo:
Cuando te enfrentes a un problema. se creativo en la búsqueda de la solución. Generalmente, esto requiere pensar abiertamente. Si fuera científico, quizás pensara en modificar genéticamente la sandía, para que crezca cuadrada… lo cual solo es posible hacer en el laboratorio de InGen utilizando ADN de rana. Sin embargo, mirándolo con persepctiva, la solución fue bastante sencilla. Ser creativo y mirar las cosas de forma diferente en cada parte de nuestras vidas te ayudará a encontrar soluciones a muchos problemas donde otros no las ven.

4) Buscar una forma mejor:
El problema de las sandías fue buscar una mejor forma de hacerlo. Las fruterías tenían un problema y preguntaron si podía resolverse. Es imposible encontrar una mejor forma si nunca se pregunta primero. Siempre pregúntate si hay una mejor forma de hacer lo que haces y escribe las cosas que te gustaría hacer (pero aún no puedes), ya que habitualmente son pistas sobre los pasos que necesitas cambiar. Habitúate a preguntarte: “¿Hay una mejor forma en que pueda hacer eso?” y encontrarás que muchas veces la hay.

5) Los imposibles no siempre lo son:
Si empiezas pensando que algo es imposible, entonces, es obvio que para ti lo será. Pero, si decides ver si algo es posible o no, podrás encontrarlo a través del ensayo y el error.

Pregúntate ya:

¿Qué cosa que hago hoy y quizás parece bien,
me serviría hacerla aún mejor?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (¡Se el primero en puntuarlo!)
Cargando…