1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Lecciones de Seguridad en Internet

Hace unos minutos, un amigo me comentaba de lo difícil que estaba librarse de un virus, que en realidad es un ransomware llamado Anti Child Porn Spam Protection. Investigué un poco para ver de qué trataba y enseguida entendí por qué se da y como luchar contra él.

Como todo virus, biológico o tecnológico, lo más importante es la prevención. Windows nos entrega todas las herramientas para prevenirnos, pero si no las usamos correctamente, estamos expuestos tanto como si nos expusiéramos a virus biológicos como el HIV, ébola, AH1N1, etc.

Si protegemos nuestros cuerpos, ¿por qué no proteger nuestros computadores?

Aquí algunas pequeñas lecciones de seguridad tanto para Windows como para cualquier otro sistema operativo.

Si tienes una pequeña o mediana empresa, no dejes de leer los artículos sobre Gestión de Tecnologías de la Información y los 10 consejos de Tecnología para empresas pequeñas.

1. Protege tu software

Todos los sistemas operativos, y eso es algo que funciona muy bien en Windows, tienen métodos de actualización automática o asistida. ¡Úsalos! Cada vez que sale un nuevo parche, instálalo. Cada vez que sale una nueva versión del Sistema Operativo, procura obtenerla.

Todavía hay gente que usa Windows XP. No importa que te guste o no te guste el Windows más nuevo. Windows XP tiene 12 años. En 12 años la tecnología ha avanzado mucho, y los criminales cibernéticos siempre parecen estar un paso adelante. Lo mismo pasa si usas una versión vieja de Linux, de Mac, de iOS o de Android. Todos los sistemas son vulnerables si no los cuidamos. Es cierto que para Windows existen miles de virus más que para otros SO, causa de que hubo un tiempo que el 95% de los computadores en el mundo usaban Windows. Pero hoy en día que esos números cambian y que aparecen nuevos dispositivos, como tablets, celulares y lentes inteligentes, Windows debe andar en menos del 50% de los dispositivos, y dispositivos con Android tienden a dominar ampliamente el mercado. ¡El mercado de los lugares más interesantes para el cual crear un virus!

En cuanto a las versiones del sistema operativo, mucha gente comete el error de comprar hardware nuevo (un PC o notebook, por ejemplo) y en vez de quedarse con el Windows más nuevo que trae preinstalado, instala una versión anterior. (Si quieres sacar el Windows y poner un Linux, hazlo, pero usa una versión nueva, no una vieja. Y Microsoft debería devolverte la plata de la licencia).

Por lo cual, considera una buena práctica, y hazla habitual la de:

1. Instalar las actualizaciones de tu sistema operativo y de tus aplicaciones.

2. Actualizar la versión de sistema operativo apenas puedas, ¡y no esperes 10 años!

3. Cambia tu tablet o tu teléfono móvil cada 2 años si el fabricante no te provee actualizaciones del Sistema Operativo.

2. Protege tu red

Hoy en día la gran mayoría de los usuarios de internet tenemos en nuestra casa y oficinas una conexión de Banda Ancha, ya sea un ADSL, fibra óptica, LMDS o LTE. Esas conexiones además de ser muy rápidas, están siempre encendidas, por lo cual, aumenta el tiempo en que nuestros equipos están expuestos a posibles ataques externos.

¿Esto quiere decir que no deberíamos estar en Internet porque hay quienes pueden atacarnos? No. Sino no podríamos ir de paseo a una ciudad desconocida ni andar por la calle de noche en la nuestra propia. En todas las actividades humanas hay gente de bajos escrúpulos, e Internet no es la excepción. Sin embargo, no todos podemos andar por la calle caminando con un policía al lado, pero si podemos andar por Internet con un firewall y un antivirus.

Por eso es importante que protejas tu conexión de red con todas las herramientas que estén a tu alcance.

1. Habilita el firewall en el router de conexión en tu casa y evita conectarte de forma directa a Internet.

2. No mantengas abiertos puertos para acceder a aplicaciones. Muchas empresas pequeñas abren el puerto de RDP (3389) para acceder fácilmente al servidor. En vez de eso utiliza una VPN o como mínimo cambia el número de puerto.

3. Utiliza el protocolo de Wifi  más potente que tenga tu router Wifi y utiliza una clave larga, mejor que una compleja y corta. Además, la clave de la Wifi tiene que ser una que puedas compartir con otras personas sin comprometer otros elementos privados.

3. Protege tu equipo

Muchas de las infecciones de virus no vienen desde fuera de la red, sino que vienen desde dentro, desde otros equipos. Por eso es que existen los Firewalls personales. Tanto en servidores como en PC, ¡no desactives el firewall de Windows! Hoy en día ya todos los SO deben de tener su propio firewall, en el caso de Linux, por ejemplo, viene desde siempre (y eso lo hizo menos atractivo para crear virus para él).

El Firewall de Windows es muy potente, permite mucha granularidad de configuraciones y tiene una característica única que es la de definir las redes en varios niveles: Dominio, Trabajo, Hogar y Público.

Cuando te conectas a una red nueva en Windows, se activa el perfil Público, que es el más restrictivo. Si estás en una red de trabajo o de tu hogar, puedes configurar esa red para que sea un poco más permisiva, por ejemplo, que te permita compartir archivos e impresoras. Y en una red de Dominio, podrías permitir el uso remoto de herramientas administrativas.

Esos perfiles deben configurarse con el concepto de permisos más restrictivos y se deben habilitar únicamente las cosas que se usan y no las que podrías usar.

Muchos (malos) administradores de red, cuando tienen un problema de conexión entre 2 computadores, en lo primero que piensan es en desactivar el firewall de Windows. Eso aumenta la exposición al peligro de la nada al todo. Es mejor resolver el problema de conexión y habilitar lo mínimo necesario a tener que pelear con un virus.

Cada día pasa menos porque la industria del software está cambiando, pero aún sucede. Mucha gente descarga de sitios de internet programas crackeados. O sea, programas que para usarlos debe pagarse pero que alguien lo libera para que el resto de la gente lo pueda usar sin pagar. Algunos de esos programas contienen virus (sí, alguna vez encontré alguno), mientras que otros no.

El gran problema de esto es que siempre algún incauto va a caer y el costo le será mayor que si hubiera comprado el programa de forma legal o si se hubiera adaptado a usar una alternativa de software libre.

Por todo eso, es importante que protejas tu equipo:

1. Utiliza el firewall de tu sistema operativo o instala uno conocido con el que te sientas cómodo.

2. Realiza las configuraciones más restrictivas posibles que te permitan trabajar.

3. Desconfía de todo lo que es gratis y maravilloso. Puede tener una trampa dentro de él.

4. Usa software libre si no puedes o no quieres pagar el costo de un determinado software.

5. Protégete tu

Hoy en día encontré un antivirus que satisface mis necesidades, que es el Windows Defender que se incluye con Windows. Pero durante mucho tiempo en mi PC no tenía antivirus, porque yo me consideraba mejor antivirus que un antivirus de software. Lo mismo le inculqué a mi madre y mi hermana cuando empezaron a usar computadoras propias.

El antivirus más importante es el que está sentado frente al monitor y el teclado. Si tu no actúas de forma responsable, no habrá antivirus capaz de prevenir todo lo que tu puedas hacer.

Siempre que estés usando tu PC, y en especial cuando navegas en Internet, pregúntate todo y duda primero. Las cosas más ilegales son atractivas, y si son atractivas, son un hermoso caldo de cultivo para personas sin escrúpulos. Es como la mafia o el narcotráfico: la única forma de salir de ellos es con los pies para adelante.

Además de pensar sobre lo que accedes, piensa sobre lo que compartes o guardas en internet. Cuida tu privacidad y cuida tu reputación. Esas son cosas que solo se pierden, como el tiempo, se mueven en una sola dirección.

Cada vez que le envías algo a alguien, eso deja de ser tuyo y cae fuera de tu control. Todo lo que subes a Internet puedes pensar que solo lo ver tu, pero en la realidad, pierdes el control y quizás nunca lo recuperes. Incluso cuando te deshaces de tu celular, tu cámara de fotos, o tu viejo PC, quedan rastros de ti. Cada vez que te alejas de ellos, deberás eliminar completamente su contenido. Asegúrate por varios medios de que realmente no quedan rastros de ti.

Si no eres un experto en informática, lo que le pasa al 99% de la gente, busca un técnico de confianza, que preferiblemente no sea de tu familia, sino que mantengas con él una relación completamente profesional. Cultiva esa relación profesional y acepta que tiene un costo, como cualquier otra cosa. Te compras heladeras de 1000 dólares y un automóvil de 30 mil. Pagas 40 mil dólares a la Universidad y 50 al jardinero cada 2 meses. ¿Vas a amarretearle al técnico de la PC que cuida tu seguridad, tu privacidad y tu reputación?

 


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

One Response