1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Redes Sociales Corporativas – Primera parte

Las redes sociales son un fenómeno que se popularizó a partir de 2005 de la mano de Facebook, MySpace y Twitter, pero que tiene una ascendencia mucho más antigua en sitios como Classmates y otros similares que permitían encontrar a tus viejos compañeros de facultad.

Pero como todo lo que un día nace para usuarios finales, un día alguien quiere adaptarlo a corporaciones.

Primeros Pasos

Es así que surgieron varios software que buscan crear redes sociales en el trabajo, diciendo que la red social serviría para entregarles más capacidades de creación y de colaboración a los usuarios corporativos.

Muchas empresas han intentado integrar dichas redes sociales corporativas con relativo éxito. Pero tratándose de sistemas de software, podemos ver que algo ha fallado en su concepción.

Muchas veces, alguna fábrica de software trata de sacar un producto que se piensa para resolver una necesidad general que puede tener mucha gente, como puede ser Microsoft Office, y muchas veces se hacen productos para resolver una necesidad específica que puede tener un espectro más limitado de gente, como puede ser AutoCAD.

Y una gran cantidad de veces, alguna fábrica de software inventará necesidades que nadie tiene y le pondrá palabras llamativas para promocionarlas y venderlas a incautos con suficiente presupuesto disponible como para gastar en ellas.

En el caso de las redes sociales corporativas tal cual están pensadas hoy, en realidad no resuelven nada. Porque para resolver algo, tienen que eliminar al menos 2 software anteriores o cubrir una necesidad que ningún otro producto pueda cumplir.

Función de las redes sociales corporativas

Una empresa debe realizar al menos 2 tareas primarias:

  • Producir
  • Vender

Todo lo demás, o es de alguna forma producción, o es de alguna forma venta; o no son tareas primarias y se puede ver como tareas superfluas o innecesarias. Por ejemplo, las siguientes son tareas secundarias que hacen a la producción, a la venta o ambas:

  • Gestión de calidad
  • Capacitación
  • Soporte al producto
  • Fidelización del cliente
  • Crédito
  • Administración financiera
  • Gestión de stock
  • Investigación y desarrollo
  • Gestión de recursos humanos (capital humano, talento, bla, bla…)

¿En qué de todo eso ayuda una red social corporativa? Imagina que tienes Facebook, Twitter o LinkedIn en tu empresa y tienes que resolver uno de los 2 problemas planteados:

  1. Mejorar con tecnología un proceso
  2. Eliminar al menos 2 herramientas de software para suplantarla por una única

¿Te diste cuenta? Mencionar LinkedIn fue una pista: es un administrador de recursos humanos que me dice todo sobre quien es la persona. Qué estudió, que experiencia tiene, con quienes se relaciona y qué le interesa. Nos dice quienes lo recomiendan, por qué y para qué.

Pero para que el concepto de LinkedIn llegue a una compañía le falta brindar servicios y no solo ser un gran repositorio inútil de información útil.

Si quisiéramos un LinkedIn dentro de nuestra compañía, tendría que permitirnos eliminar el repositorio de Currículums (1), que muchas empresas de servicios manejan y también el sistema de recursos humanos (2). Y sí, tiene que interactuar con el CRM, porque como gerente voy a querer saber que habilidades, capacidades y características personales están siendo más efectivas a la hora de vender o crear nuestros productos.

Esta es la primera entrega de 3 posts que iré subiendo en la semana. Se trata exclusivamente de mi punto de vista por lo cual están invitados a compartir sus ideas al respecto y sus críticas también. Sobre el tema hay mucho de que hablar y seguramente ustedes tengan bastante decir y con suerte, alguno forma parte de una Red Social Corporativa y puede compartir su experiencia personal. 

Dejá tus comentarios ahí abajo.


1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…